Bajo el mismo cielo... Capitulo 66

Hyung Jun (POV)

Sonrío al ver a Jung Min entrar a la habitación con nuestro pequeño Seokmin en brazos. Nuestro bebé hace ruidos tiernos mientras estira sus manitas intentando alcanzar el rostro de su papá.

Jung Min levanta la mirada y me sonríe. No puedo aguantar más las ganas de sostener a mi bebé. Extiendo mis brazos para pedirle a Jung Min que me permita cargarlo. Es imposible que contenga mi sonrisa.

— Déjame cargarlo…- le digo.

Jung Min se detiene a unos pasos de la cama. Aun me sonríe pero no me dice nada, simplemente se mantiene ahí, con Seokmin en brazos.

— ¿Qué pasa? Anda, déjame cargar a nuestro bebé – le insisto.

De pronto la sonrisa de Jung Min se borra y eso hace que mi corazón se acelere preocupado, asustado.

— ¿Jung Min?

Jung Min baja la mirada, de pronto me doy cuenta de que en sus brazos solo hay una cobija vacía. ¿Dónde está Seokmin?

— ¿Jung Min? ¿Y Seokmin?

Jung Min no levanta la mirada. Mi corazón está latiendo muy rápido. Mi pecho duele, intento levantarme, pero me siento muy mareado y débil.

— ¡Seokmin! – grito — ¡¿Dónde está Seokmin?!

Jung Min sigue sin decir nada y eso comienza a molestarme. ¿Por qué no me contesta? Quiero sujetarlo de la camisa y hacerlo reaccionar. Las lágrimas empiezan a rodar por mis mejillas.

— ¡Seokmin!- vuelvo a gritar.

Mi respiración se agita…

— ¡Hyung Jun! – escucho que alguien dice mi nombre.
— ¡No! ¡Seokmin! – insisto.
— Junie…- alguien me sujeta de los brazos y…

Abro los ojos. Mi corazón y mi respiración siguen agitados.


¿Qué ha pasado? ¿Ha sido una pesadilla? ¿Qué estaba soñando?

Volteo a ver a mi alrededor.

Ki Bum es quien me ha despertado de mi pesadilla. Me sonríe y acaricia mi cabeza para intentar tranquilizarme. Mi respiración poco a poco vuelve a la normalidad, pero por alguna razón no logro detener los latidos inestables de mi corazón.

— ¿Qué ha pasado? – le pregunto. — Yo…

Frunzo el ceño al sentir que algo no está bien. ¿Qué ha pasado? Recuerdo haber estado en el hospital por algo… yo…

— Tranquilo, Jung Min pronto estará aquí, Kyu ha ido por él…- volteo a ver a Ki Bum.
— Bien…

Aún sigo desorientado. Bajo la mirada cuando toco con mi mano mi vientre y noto que ya no está abultado.

— Mi bebé…- murmuro.

Ki Bum voltea a verme apenas digo las palabras. Su rostro luce preocupado y eso me pone nervioso.

— ¿Algo le pasó a mi bebé?- pregunto.
— Y-yo…
— ¡Bebé! – la puerta de la habitación se abre y Jung Min entra interrumpiéndonos.

Me siento aliviado de verlo. Sonrío y Jung Min se apresura a sentarse en la cama conmigo para abrazarme. Respiro hondo.

De pronto tengo ganas de llorar. No sé qué ha pasado, mi mente de nuevo se ha vuelto borrosa…

— Jung Min…- murmuro, mi voz se quiebra.
— Todo estará bien bebé, te lo prometo…

Frunzo el ceño por sus palabras. No puedo contener mis lágrimas. Me siento perdido al no entender lo que está ocurriendo. Me separo un poco para ver a los ojos a Jung Min.

— ¿Qué… qué ha pasado? – pregunto temeroso.

Jung Min agacha la mirada. Toma mis manos, las besa antes de recargar su frente en mi hombro. Mi corazón está latiendo muy rápido. La misma sensación de hace un momento, cuando me despertó Ki Bum.

— Lo siento bebé… lo siento…- mis lágrimas ruedan por mis mejillas al escuchar la voz de Jung Min quebrarse.
— Qué…
— No pude detenerlo… - frunzo el ceño.

Levanto la mirada para ver a Ki Bum que aún sigue en la habitación, junto a Kyu Jong que llegó con Jung Min. Mi hermano está llorando…

— Se llevó a nuestro Seokmin…- abro los ojos muy grandes.

¿Se llevó a Seokmin? ¿Quién?

— Él… no sé a dónde lo ha llevado… yo…

Cada una de las palabras de Jung Min entran en mi cabeza haciendo que empiece a dolerme. ¿Alguien se llevó a mi bebé? ¿Quién? ¿Dónde está Seokmin?

Llevo una mano a mi cabeza cuando el dolor se hace insoportable. De pronto recuerdo a Geun Suk inyectarme algo mientras Seokmin está a mi lado e intenta sacarme de la habitación.

¡Geun Suk!

Abro los ojos muy grandes. ¡Geun Suk se llevó a Seokmin!

— ¡NO! – grito.

Me duele el pecho. No puedo contener mis lágrimas. ¡Geun Suk se llevó a mi bebé!

— Lo voy a encontrar bebé, te lo juro… no voy a descansar hasta traerlo de vuelta.- escucho a Jung Min decirme, pero mi dolor es demasiado fuerte que no puedo concentrarme en nada.

Escucho a Jung Min y mi hermano decirme algo, pero no puedo contenerme. Lloro desconsolado, sé que estoy gritando porque mi garganta duele. Alguien me sujeta, e intento zafarme, quiero ir a buscar a Seokmin yo mismo.

Tal vez si le digo a Geun Suk que haré lo que quiera me lo regrese. Sí, tengo que ir por Seokmin… mi bebé…

De pronto todo se ha puesto oscuro…

Ki Bum (POV)

Kyu Jong me sujeta por los hombros y me hace salir de la habitación. Jung Min está sentado junto a mi hermano que ha tenido que ser sedado de nuevo después de recibir la noticia de que Geun Suk se llevó a su bebé y no sabemos dónde está.

Maldito loco, tuvo que morir antes de que Jung Min pudiera averiguar donde tenía a mi sobrino… aprieto mis manos en puño sintiéndome impotente ante todo.

— ¿Estás bien? – Kyu Jong me pregunta.

Aprieto mis labios conteniendo mis ganas de llorar. Niego con la cabeza.

— Debí estar aquí…- murmuro — Si yo hubiera estado aquí, nada de esto hubiera sucedido…

Detengo mis palabras cuando me doy cuenta de lo que estoy diciendo. Levanto la mirada para ver a los ojos a Kyu. Ahora me siento un tonto.

— Lo siento…- le digo — No es que me arrepienta de haber estado contigo, pero…- Kyu Jong me abraza.
— No digas lo siento. Sé a lo que te refieres…- suspira hondo — Debo admitir que me siento como tú… si hubiéramos estado aquí…- de nuevo suspira — pero tampoco me arrepiento de lo otro, jamás lo haría.- sonrío.
— Lo sé…

Nos quedamos así unos momentos. Soy feliz porque Kyu Jong y yo estuvimos juntos, pero mi corazón se siente triste al mismo tiempo.

Aún recuerdo como me sentí cuando perdí el bebé que esperaba,  y yo en ese momento ni siquiera quería tenerlo, no estaba preparado... No puedo imaginarme como debe sentirse mi hermano. Después de haberlo esperado con tanto amor por más de ocho meses… de haberlo tenido en sus brazos…

Las lágrimas empiezan a rodar por mis mejillas. Kyu Jong se ha dado cuenta de que estoy llorando, sus manos me acercan más, abrazándome más firmemente. Siento como deposita un beso tierno en mi cabeza.

— Vamos a encontrarlo… - no puedo hablar tengo un nudo en la garganta. Simplemente asiento con la cabeza mientras me abrazo más fuerte a él.

Hong Ki (POV)

Acaricio la cabecita de mi bebé mientras éste toma su biberón. No puedo dejar de sonreír al verlo. Es tan… bonito.

Levanto la cabeza cuando tocan a la puerta.

— Adelante.

Min Hwan entra cargado con una maleta. Sonríe apenas ve que tengo a Mingyu conmigo.

— Oh…- rápido deja la maleta en el sillón y se acerca a donde estoy. — Es de buen apetito.
— Lo es…- sonrío.

Min Hwan levanta la mirada, por unos segundos nos quedamos simplemente viéndonos a los ojos, de pronto me siento un poco nervioso, mi rostro se calienta y eso me hace bajar de inmediato la mirada, de nuevo prestando toda mi atención a Mingyu.

Escucho a Min Hwan carraspear y alejarse hacia donde dejó la maleta. Respiro hondo.

— Traje un cambio de ropa para ti y para Mingyu.

Levanto la mirada para verlo de nuevo.

— ¿En serio? – pregunto.
— Sí. El doctor Choi ha autorizado tu alta y la de Mingyu para mañana temprano.

Estoy sorprendido. Se supone que por lo menos Mingyu debía quedarse un poco más de tiempo después de lo ocurrido durante su nacimiento.

— ¿Es seguro? – pregunto sintiéndome un poco preocupado por la salud de mi bebé. Min Hwan sonríe.
— Lo es. El doctor dijo que Mingyu resultó ser un bebé bastante fuerte y saludable. — abre la maleta y saca algunas prendas — Además, después de lo ocurrido, el doctor piensa que lo mejor es que estés en casa para que te sientas más tranquilo. – asiento con la cabeza.
— Sí, tal vez sea lo mejor…- murmuro.

De nuevo volteo a ver a Mingyu. No sé si mi deseo de que no se parezca en nada a su padre, me hace pensar que no tiene ni un rasgo físico de él, pero sonrío al sentirme un poco aliviado. Suspiro hondo, acaricio su cabecita de nuevo.

— ¿Cómo te sientes? – levanto el rostro al escuchar a Min Hwan.
— ¿Sobre qué? – le pregunto.

Min Hwan camina hasta sentarse cerca de mí. Acaricia una de las manitas de Mingyu.

— Sobre la muerte de Geun Suk…

Aprieto los labios. De nuevo observo a Mingyu.

— No sé… aliviado.
— Era el padre de Mingyu – Min Hwan me dice.
— Lo sé, pero… - paso saliva — Él quiso matarlo, y saber que no volverá a intentarlo me hace sentir aliviado. No sé qué hubiera hecho si él logra matar a Mingyu o llevárselo…

Muerdo mi labio sintiéndome un poco culpable por pensar de ésta manera. Después de todo, Geun Suk se llevó al hijo de Hyung Jun y hasta el momento no saben dónde está. Pensar que pudo haber sido mi Mingyu, simplemente me pone la piel de gallina.

— Mañana…- de nuevo volteo a ver a Min Hwan cuando lo escucho hablar. — Jung Min dice que puedes regresar a la casa y…- niego con la cabeza.
— No —. Suspiro hondo — Mi departamento aún no se ha vendido, ¿no?
— No, aún no.
— Quiero regresar ahí.
— Pero…
— No creo que sea prudente Min Hwan—. Le digo. — Mingyu es hijo de Geun Suk…
— Ellos no…
— Lo sé, ellos dirán que no importa, que no tienen nada en contra de eso, pero…- suspiro hondo. — piénsalo Min Hwan, ¿tu podrías ver a Mingyu sin recordar que Geun Suk se ha llevado a tu hijo? Yo sé que Jung Min y Hyung Jun son buenos, que jamás harían nada en contra de mi bebé, o de mí. — Mingyu se ha dormido, así que retiro el biberón vació de sus labios — Pero sé que sería doloroso para ellos.

Min Hwan se queda callado unos momentos antes de apretar mi mano. Sonrío al saber que ha entendido mi punto.

— Bien... iré más tarde a revisar que tu departamento esté habitable, y a ver que tus cosas y las de Mingyu sean llevadas ahí.
— Gracias.
— Pero no me gusta que estés ahí solo.
— He vivido solo mucho tiempo. – sonrío al ver lo preocupado que está — Además, ya no hay ningún peligro.

Lo veo hacer una mueca. No parece muy convencido, pero finalmente suspira hondo.

— Bien…

No puedo evitar reírme al verlo hacer un puchero. Mis mejillas se han vuelto a sentir calientes, al igual que mi pecho.

Hyun Joong (POV)

Sostengo la mano de Young Saeng entre las mías. La llevo hasta mis labios para depositar un suave beso.

— Amor, por favor…- susurro — Deja de llorar, no le hace bien a nuestro bebé.

Young Saeng hace un puchero y vuelve a llorar fuerte. Suspiro hondo.

No sé qué hacer para que Young Saeng deje de sentirse culpable y deje de llorar.

Afortunadamente solo tendrá que permanecer en el hospital uno o dos días para observación, pero el bebé está bien, la caída no fue tan fuerte. Lo que más me preocupa y a los doctores, es que no ha dejado de llorar.

Suspiro hondo. Me levanto de la silla, lo hago un lado y me recuesto junto a él. Paso mis manos alrededor de su cintura, hasta poner mis manos en su vientre. Su espalda pegada a mi pecho. Mis labios muy cerca de su cuello y oído.

— Te amo Young Saeng.
— Mmm… lo sé…- lloriquea.

Le doy un beso en el cuello.

— Tienes que calmarte amor, sé qué esto es difícil, pero piensa en ti, en mí y en nuestro bebé.
— Lo sé… pero no puedo… yo estaba ahí y no pude hacer nada y…- no puede terminar de hablar, su voz se quiebra de nuevo.
— Piensa en esto. ¿Y si te hubieras enfrentado a él, y él hubiera hecho algo peor que simplemente empujarte?
— Mmmm
— ¿Has pensado que pudo haber pasado algo peor? ¿Y si nuestro pequeño hubiera sufrido las consecuencias? ¿Crees que Hyung Jun se sentiría mejor si tú hubieras detenido a Geun Suk a costa de nuestro bebé?

De nuevo siento como todo su cuerpo tiembla y vuelve a llorar. Suspiro hondo. Me acerco más a él, y vuelvo a darle un beso en el cuello. Acaricio su mejilla con la mía.

— Hagamos un trato... – no contesta simplemente vuelve a gemir — puedes llorar una hora más, pero después vas a hacer todo lo posible por tranquilizarte, pensar en nuestro bebé,  y que tenemos que ayudar a nuestro amigos. ¿De acuerdo?

Lo escucho sorber.

— Está bien…- murmura. No puedo evitar sonreír.

De nuevo le doy un beso, y me recuesto sin dejar de abrazarlo.

Jung Min (POV)

Abro los ojos sorprendido cuando escucho a mi celular sonar. Rápido lo saco del bolsillo de mi pantalón y salgo de la habitación. No quiero que Hyung Jun se despierte.

Cuando veo quien está llamando, rápido me apresuro a contestar.

— ¿Lo encontraste? — pregunto.

Escucho del otro lado de la línea un suspiro que me dice la respuesta antes de escucharla.

— No, aún no.

Mi corazón se estruja. Entre más pasa el tiempo, más lejos me siento de poder encontrar a Seokmin.

— Pero detuvimos a Park Seo Joon cerca del lugar. — me dice el oficial Cho.
— ¿Park Seo Joon? – aprieto la mano con la que estoy sosteniendo el celular.

Park Seo Joon, el supuesto hermano de Woo Shik. ¿Qué diablos hacía ahí?

— Sí. Al parecer estuvo comunicándose con Geun Suk en los últimos días, y hasta el último minuto antes de que tuviera el accidente.
— Entonces… - abro los ojos muy grandes — ¡Él debe tener a Seokmin! ¡Estoy seguro de que Geun Suk se lo dejó a él! ¡Por eso estaba ahí!
— Es posible que Geun Suk se lo entregara…- Cho de nuevo suspira al teléfono — Pero no está hablando, él simplemente se niega a decirnos que hizo con él…
— ¡Déjame hablar con él! – rápido le digo.


Tiene que decirme lo que hizo con Seokmin. Voy a regresarle a nuestro a bebé a Hyung Jun…
Share:

6 comentarios:

  1. Ya decia yo que el "hermanito" del secretarucho tenía algo que ver con todo esto, ojalá logren sacarle donde está el bebé del Minjun, no es justo que los sigan atormentando cuando deben estar felices disfrutando de esta nueva etapa en sus vidas.

    ResponderEliminar
  2. Cuanto me hubiera gustado que el sueño de Jun fuera realidad, pero la verdad es otra y el golpe ha sido muy fuerte que tuvo que ser nuevamente sedado, pues a través de Min recordó que Suk se llevó a Seok Min y no puedo ni imaginar por el dolor que deben estar pasando ambos por no saber el paradero de su bebé ni en manos de quien está… pero Min no descansará hasta encontrarlo… y eso es un hecho.

    No es momento para reproches Ki Bum, debes mantener la cabeza fría y ser un apoyo para el MinJun, sobre todo para Jun… pues hasta no hallar a Seok Min, su vida es un infierno.

    Por otro lado me alegra mucho que MinGyu esté sanito y que muy pronto junto a KiKi dejen el hospital, es muy noble de su parte no vivir con el MinJun, pues enterado está también de la última maldad que hizo Suk antes de morir y no considera dable su presencia en estos momentos y aunque Min Hwan no está muy de acuerdo, acepta, obviamente que no dejará que KiKi y MinGyu vivan solos, porque es todo un caballero y debe protegerlos, si Min Hwan, si … si esas miraditas que ambos se dan, hablaran… hummm.

    Ya oíste a Hyun, Saengie, una hora más de llanto y se acabó… suena egoísta, pero debes pensar en el mini-alien… no sería justo poner su vida en riego cuando el dolor que causa el secuestro de Seok Min tiene todos con los con los nervios a flor de piel… imagínate que por realizar un acto heroico, hubieras perdido al bebé… no, no… así que recuerda, una hora más y nada más.

    PARK JUNG MIN HAZ QUE ESE TAL SEO JOON, HABLE!!!... ÉL DEBE CONFESAR QUE HIZO, DÓNDE ESTÁ O A QUIEN ENTREGÓ A SEOK MIN!!! … CADA SEGUNDO ES VALIOSISIMO PARA TENERLO DE REGRESO EN BRAZOS DE JUN!!!

    Gracias por un nuevo capítulo, Mew
    Saludos a la distancia.

    ResponderEliminar
  3. ohh espero que jung min encuentre pronto a su bebé o junnie morirá de tristeza de no tener a su bebé con él y saengie seguirá sufriendo por no impedir la huida de suk.

    ResponderEliminar
  4. Con ese final,queda la esperanza de que encuentren a Seokmin... mala TwT
    Ya quiero ver las reacciones del capítulo final.

    ResponderEliminar
  5. Pobrecito de Jun me dolio como sufre :'( espero y encuentren pronto al bby :c aun hay esperanza TT

    ResponderEliminar
  6. El muy hijo de la chingada se negará, por qué ni idea, maldito cobarde ¿qué cree? ¿Que si habla Geun Suk vendrá a jalarle las patas en la noche? Maldito, él, Geun Suk y Woo Sik, dos ya estarán tostándose en el infierno, falta este, realmente no puedo creer tanta maldad, ¿hacer pagar a un inocente niño las frustraciones de un loco? ¿Y que un cobarde se le una…?
    Ya, mejor veamos a Hong Ki, mi vida qué noble eres, tienes razón, ni tu ni Min Gyu se sentirían cómodos viviendo bajo el mismo techo que Jung Min y Hyung Jun, aunque ese bebito no tiene la culpa del padre que tuvo, es mejor así.

    ResponderEliminar

Recomendación

PROXIMAMENTE

PROXIMAMENTE
Capítulo 13!

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Popular Posts